Aprender a manejar la ira y la agresividad en la vida cotidiana.


Si bien se ha dicho que la ira es una de tantas emociones tóxicas, lo cierto es que se trata de una emoción común y corriente que suele dispararse cuando nos sentimos amenazados o frustrados, y prepara el cuerpo para afrontar un esfuerzo extra elevando los niveles de adrenalina y noradrenalina en el organismo, acelerando el corazón y la respiración, y aumentando la tensión muscular, entre otros aspectos.
Es normal que una persona sienta ira cuando no puede alcanzar algún objetivo o se siente atacado, el verdadero problema aparece si es incapaz de manejarla y se convierte en un sentimiento desproporcionado de agresividad, disminuyendo la capacidad de razonar en medio de una situación conflictiva.

Son varias las razones que inciden para que una persona se vuelva anómalamente iracunda y agresiva; factores como la fatiga y el estrés, haber reprimido sentimientos de frustración y disgusto, o sentirse en peligro, pueden ser el detonante. Asimismo, detrás de estas emociones desproporcionadas suele haber traumas o problemas personales sin resolver, cuya energía se canaliza inadecuadamente a través de la ira.
En tiempos recientes se ha reconocido la importancia que tiene aprender a manejar la ira, tomando en cuenta las consecuencias lamentables que provoca la falta de control en el medio familiar y laboral, así como en el trato cotidiano con nuestro entorno, y está comprobado que en casos en los que al individuo se le hace imposible controlar los sentimientos de agresividad, es muy útil la terapia, que ayuda al paciente a analizar las causas de la emoción, entender qué situaciones psicológicas se encuentran enmascaradas por los estallidos de furia, y le enseña estrategias para manejar la ira de forma racional, convirtiéndola en un aliado y no la causa de situaciones que atenten contra el buen desempeño social o lastimen a aquellos que lo rodean.

Si usted o un ser querido se ha visto reflejado en este artículo, llámenos sin falta para concertar una cita: En el Mercy Behavioral Center podemos ayudarle.
……………………………………………………………………………………………..

En Mercy Behavioral Center te ofrecemos servicios necesarios para tu recuperación, tales como terapia individual, familiar y de grupo, test de drogas, evaluación siquiátrica, referidos a grupos de apoyo en la comunidad y mucho más.

Nuestra misión es asistirte, brindarte apoyo para lograr tus objetivos y vivir una vida más sana y feliz.
Llámanos hoy para una cita al (305) 883-5188 y visítanos en nuestra página www.mercybc.com.

Tags: ,

Comments & Responses