Cómo saber si tu familiar está consumiendo drogas.


Lo primero que usted debe hacer, si sospecha que un familiar o persona cercana está consumiendo drogas, es observar si últimamente ha habido cambios notables en su comportamiento y su salud física.

Por ejemplo, el uso prolongado de algunas sustancias provoca hiperactividad (este es el caso de las metanfetaminas y la cocaína), otras sustancias, en cambio, tienden a provocar apatía, somnolencia, y la persona se vuelve inusualmente perezosa (estos son efectos de drogas como la codeína o la heroína).

Asimismo, alguien que está consumiendo drogas puede tener un brusco aumento del apetito (mariguana) o, todo lo contrario, no desear comer nada (cuando se trata de cocaína, anfetaminas o metanfetaminas); otros síntomas físicos son pronunciación defectuosa o demasiado lenta, o bien su opuesto: hablar de manera explosiva; también tener los ojos inyectados en sangre, las pupilas dilatadas, padecer de tos crónica, de insomnio…

El comportamiento alterado de una persona que tiene un problema por abuso de sustancias puede manifestarse en que se reduce su rendimiento en el trabajo, en que empieza a salir de casa a horas inusuales sin querer explicar adónde va; será cada vez menos comunicativa, tal vez empiece a descuidar su aspecto, y su carácter se verá modificado con cambios bruscos de humor.

Sus necesidades de dinero también cambiarán: alguien que está comprando drogas gastará mucho más, pedirá dinero a parientes y amigos sin que esté claro en qué lo va a usar, mentirá, y en último caso puede incluso que comience a robar dinero u objetos de valor de su casa o la de sus conocidos.

Si usted piensa que su familiar está usando drogas, consiga ayuda profesional rápidamente. Mientras más pronto lo haga, más posibilidades tiene la persona afectada de rehacer su vida y proteger su salud.

Y si usted se ve reflejado en esta situación, no deje de llamarnos: Nuestro programa está clasificado el nivel 1 ambulatorio, lo que significa que el paciente puede venir y regresar a su casa, sin hospitalizaciones. En el Mercy Behavioral Center podemos contribuir a su rehabilitación, bajo el principio de la confidencialidad y la privacidad.

……………………………………………………………………………………………..

En Mercy Behavioral Center te ofrecemos servicios necesarios para tu recuperación, tales como terapia individual, familiar y de grupo, test de drogas, evaluación siquiátrica, referidos a grupos de apoyo en la comunidad y mucho más.

Nuestra misión es asistirte, brindarte apoyo para lograr tus objetivos y vivir una vida más sana y feliz.

Llámanos hoy para una cita al (305) 883-5188 y visítanos en nuestra página www.mercybc.com.

Tags: ,

Comments & Responses