La depresión en pacientes con cáncer


Pese a que la mayoría de los individuos que son diagnosticados con cáncer en la actualidad tienen grandes posibilidades de vencer la enfermedad, gracias a la variedad de tratamientos que se han desarrollado en los últimos tiempos, es normal que la noticia de que se padece de cáncer tenga un fuerte impacto emocional en la persona que la recibe. Y es bastante común que se desarrolle una depresión.

Y ya sea que el individuo se sienta deprimido a partir del conocimiento de la enfermedad o que esté sufriendo de depresión desde antes, es de vital importancia que busque ayuda profesional para tratar este trastorno, porque la depresión no solo influye en el proceso de curación del cáncer, sino que además puede obstaculizar el progreso de su tratamiento.

Tomemos en cuenta que los efectos emocionales y físicos que desencadena la depresión (sensación de desesperanza e impotencia, pérdida de interés en las actividades de la existencia, dificultades para concentrarse y tomar decisiones, problemas digestivos y dificultad para dormir, etc.) tienen un impacto negativo sobre la salud en general, contribuyendo a debilitar el organismo justo cuando lo que se necesita es que la persona enfrente la enfermedad con todas las fuerzas a las que pueda echar mano dentro de sí.

Es por ello que un tratamiento psicoterapéutico, individual y/o participando en grupos de apoyo, contribuirá a equilibrar emocionalmente al enfermo, ayudándole a ponerse en contacto con su capacidad interna de curación, proporcionándole herramientas para enfrentarse al estrés, y brindándole apoyo para llevar a cabo el tratamiento del cáncer en forma eficiente.

Si usted se ha visto reflejado en este artículo, llámenos para concertar una cita: Recuerde que en el Mercy Behavioral Center podemos ayudarle.

Photo by Kat Smith from Pexels

Tags: , , ,

Comments & Responses