Los problemas emocionales en adolescentes


Es bien sabido que la adolescencia es una época sumamente problemática, tanto para los chicos que se encuentran pasando por ella como para sus padres.

Se trata de un momento en el que el joven debe afrontar profundos cambios físicos y psicológicos que vienen aparejados con su desarrollo, así como iniciar la construcción de una personalidad que abandona la infancia para enfrentarse al complejo mundo de los adultos sin tener aún los medios efectivos para manejarlo.

Y es importante que los padres no confundan posibles trastornos emocionales de sus hijos adolescentes con las crisis comunes que conlleva su edad.

Estas son algunas señales que no deberían ser pasadas por alto, porque pueden ser el indicador de que algo anda mal:
-Obsesión por la apariencia física que trae como consecuencia trastornos serios en la alimentación del adolescente.
-Tristeza persistente, agresividad excesiva, o una actitud malhumorada que se mantiene invariable a lo largo de los días.
-Necesidad de aislarse.
-Baja autoestima y conversaciones que expresan sentimientos de autodestrucción.
-Un descenso súbito en su rendimiento académico.
-Acciones o salidas inexplicables que impulsen a creer que el joven está consumiendo algún tipo de droga. Abuso de fármacos, aunque se trate de medicamentos recetados.

Cuando la actitud comprensiva y atenta de los padres no consigue resolver alguna de estas cuestiones, lo más recomendable es acudir a un psicólogo, que ayudará al adolescente a expresar sus inquietudes y le proporcionará herramientas para encontrar su lugar en la nueva etapa de vida que se abre ante él.

Si usted o un ser querido se ha visto reflejado en este artículo, llámenos para concertar una cita: Recuerde que en el Mercy Behavioral Center podemos ayudarle.
Photo by Kat Jayne from Pexels

Tags:

Comments & Responses