Que es el alcoholismo.


Ayuda para los alcolicos y su familia.

Es terrible lo que el alcoholismo le puede hacer a una persona. Aquellos que conocen a un alcohólico saben lo triste que resulta esta adicción, tanto para el que la padece como para sus familiares y amigos, porque el alcoholismo trae consigo un deterioro de la personalidad, que desemboca en desequilibrios emocionales, angustia, sentimientos de culpabilidad, y la pérdida gradual de los intereses vitales del individuo.

La costumbre de ingerir bebidas alcohólicas ha sido parte de la vida social en casi todas las culturas desde la más remota antigüedad. En algunos países es común, incluso, que los jóvenes festejen su llegada a la mayoría de edad bebiendo hasta quedar inconscientes. Normalmente, los adultos beben para celebrar una fecha o un acontecimiento feliz, para relajarse después de un día de trabajo extenuante, para consolarse de una pérdida, para entrar en calor cuando hace mucho frío, o para acompañar una buena comida…
Y es justo el papel de la bebida alcohólica dentro de las relaciones sociales, lo que la puede convertir en una trampa que desemboca en adicción, destruyendo la personalidad del individuo y las relaciones con aquellos que le rodean.

Consumir alcohol en cantidad excesiva y de forma prolongada no solo pone en peligro la salud física, sino que además afecta el entorno personal, familiar y laboral, alejando al alcohólico de aquellos a los que ama, impidiendo el buen desenvolvimiento dentro de su trabajo, y reduciendo al máximo las posibilidades de una vida sana y satisfactoria.
Muchas personas caen en la trampa del alcohol intentando escapar del estrés, la tristeza, o la incapacidad de lidiar con los problemas, pero la bebida tiende a empeorar su condición psicológica, volviendo conflictivas las relaciones familiares y de pareja, que a menudo desembocan en violencia, creando un ambiente que lastima la condición psicológica de los hijos.

El consumo excesivo y prolongado de alcohol provoca daños graves a las neuronas, el hígado, estómago y páncreas, desequilibra la presión arterial, ocasiona problemas de impotencia y frigidez, y pone al individuo en riesgo de padecimientos cardíacos, así como de cáncer de esófago, mamas y colon, entre otros.
Por otra parte, la incapacidad del alcohólico de tener control sobre sus actos, con frecuencia le expone a accidentes automovilísticos, enfermedades sexuales y embarazos indeseados, e incluso puede desembocar en suicidio.

Si usted o un ser querido está luchando con la adicción al alcohol, una terapia adecuada puede contribuir a su recuperación: Llámenos para concertar una cita. En el Mercy Behavioral Center estamos para ayudarle bajo el principio de privacidad y confidencialidad.

En Mercy Behavioral Center te ofrecemos servicios necesarios para tu recuperación, tales como terapia individual, familiar y de grupo, test de drogas, evaluación siquiátrica, referidos a grupos de apoyo en la comunidad y mucho más.

Nuestra misión es asistirte, brindarte apoyo para lograr tus objetivos y vivir una vida más sana y feliz.
Llámanos hoy para una cita al (305) 883-5188 y visítanos en nuestra página www.mercybc.com.

Fotos gratis desde pexels.com

Comments & Responses