Que es la depresión en la niñez?


La depresión en la niñez es algo que puede suceder y es importante para los padres conocer las señales que pueden estar presentes cuando su hijo/a muestra los siguientes comportamientos:

1-Estado de ánimo triste o de irritabilidad la mayor parte del día. El menor expresa que esta triste o se siente molesto dejando de disfrutar actividades que anteriormente le daban satisfacción. Su hijo/a deja de sentirse alegre.

2-Cambio significativo del peso corporal  (subir o bajar) y/o cambio en el apetito  (Comer mucho o poco)

3-Alteraciones del patrón de sueño, tales como dormir pocas horas durante la noche o dormir muchas horas durante el día.

4-Tendencia al aislamiento, sin desear compartir con familiares y amigos.

5-Falta de energía  para completar tareas.

6-Sentimientos de culpabilidad, falta de esperanza, baja auto-estima .por ejemplo puede manifestar expresiones tales como:

“Yo no sirvo para nada”.

7-Dificultades para concentrarse o tomar decisiones, bajas calificaciones escolares.

Es importante destacar que cualquiera de los comportamientos descritos anteriormente pueden suceder en cualquier niño/a sin que estén padeciendo de depresión clínica pero cuando estos comportamientos se manifiestan diariamente durante la mayor parte del tiempo son señales de alerta de que su hijo/a puede estar padeciendo de depresión. 

Que puedo hacer si pienso que mi hijo/a esta deprimido?

Primer paso es hablar contigo su hijo/ a y conocer sus sentimientos  así como también indagar sobre situaciones que pueden estar sucediendo en la escuela o en el hogar. 

Segundo paso es hablar con el Doctor probablemente el recomiende medicamentos y refiera a su hijo/a Consejería de Salud Mental para ayudar a mejorar los comportamientos y emociones. 

Un tercer paso es promover una vida saludable que incluya los siguientes principios básicos:

Dieta saludable

Horario y patrón de sueño adecuado

Ejercicios físicos

Relaciones con personas positivas en la escuela y en el hogar,

Limitación del tiempo que pasa frente a la computadora, TV y juegos de video.

Una conexión enriquecedora con los padres quienes deben proveer amor, apoyo y dedicación. Los padres deben estimular los comportamientos adecuados y contribuir al desarrollo de las habilidades de sus hijos.

Establecer Medidas de Seguridad.

Hablar con su hijo/a para explorar si tiene deseos de morir o o ideas de hacerse daño o quitarse la vida.

Conocer si está siendo víctima de abuso en la escuela (bullying) pues esto es algo común durante la adolescencia. 

Reducir las fuentes de tensión, quizás disminuir las tareas del hogar of de la Escuela para un manejo efectivo de las tensiones.

Tener extremas medidas de seguridad las armas de fuego, cuchillos, medicamentos, alcohol de manera que su hijo/a no tenga acceso a ellos.

Es importante saber que sucedió a su hijo/a. Él o ella no está jugando el papel de enfermo/a, lo que puede parecer como vagancia o majadería pueden ser síntomas de depresión clínica. Indague acerca de la historia familiar acerca de trastornos emocionales, ayude a su hijo/a relajarse a través de actividades físicas y de entretenimiento. Hable y escuche con amor y apoyo. Ayudelo a expresar sus sentimientos sin juzgar. 

Implemente su Plan de Seguridad y apoye el tratamiento. 

Siga al pie de la letra todas las recomendaciones del plan de tratamiento. Este seguro de que su hijo/a asista a las sesiones de Sicoterapia y tenga una lista de contactos telefónicos de todos los profesionales involucrados en el tratamiento, unidades de crisis y hospitales especializados en niños.

La Línea Nacional de prevención de Suicidio es 18002738255 

Photo by Sharon McCutcheon from Pexels

Comments & Responses