Usted o un ser querido ha recibido un diagnóstico de enfermedad mental


Un diagnóstico de enfermedad mental no siempre es fácil de afrontar, especialmente si la persona diagnosticada ha sido usted, su pareja o un familiar cercano. Y el impacto suele ser mayor en los casos en que el enfermo es un niño o un adolescente.

A pesar de la abundancia de información que existe hoy día al respecto, entre muchas personas sigue habiendo prejuicios acerca de las enfermedades mentales, e incluso se tienen ideas preconcebidas que heredamos de los tiempos en los que no existía ningún tipo de tratamiento, y estas enfermedades se tomaban como males irremediables, e incluso vergonzosos.

En realidad no hay nada vergonzoso en padecer de algún tipo de enfermedad mental, así como no hay nada vergonzoso en padecer, por ejemplo, de astigmatismo o de asma. Felizmente, vivimos en una época en la que la ciencia ha hecho avances significativos con respecto a aliviar las consecuencias de las enfermedades mentales, gracias a los cuales numerosos pacientes pueden llegar a vivir una existencia plena, ser individuos que se integran normalmente a la sociedad y que disfrutan de su cotidianidad.

Una cuestión de peso, si usted o un ser querido ha sido diagnosticado con una enfermedad mental, es informarse al respecto y hacer llegar esta información al núcleo familiar y el resto de los individuos que interactúan con el enfermo. Y está bien obtener información en Internet, siempre y cuando los datos procedan de una fuente confiable, detrás de la cual se encuentre personal especializado.

Ahora bien, no existen posibilidades de mejorar y aliviar la condición de una persona que padece de algún tipo de enfermedad mental, si esta no se encuentra recibiendo atención profesional, por lo que es indispensable buscar ayuda al respecto.

Si usted (o un ser querido) se ve reflejado en este artículo, llámenos para concertar una cita. Recuerde que en el Mercy Behavioral Center podemos ayudarle.

Tags: , , , , , ,

Comments & Responses